Dia de san valentin

Cómo celebrar San valentín en familia

Con lápices, pedazos de papel y cinta adhesiva puedes aprovechar el Día de San Valentín para conectar con tus hijos como nunca antes. 

Algunos de los links podrían estar vinculados a una empresa. Eso significa que yo gano una comision si tu realizas una compra a través de ellos, pero tú nunca pagas más! Gracias por leer!

Hace 5 años, sin querer, empecé la tradición más cursi de nuestra familia pero también, la que más nos ha conectado emocionalmente. 

Se trata de nuestra celebración del día de San Valentín.

Estoy segura que será lo más cursi que leerás este mes pero tal vez, sea lo que necesita tu hijo en este momento para sentirse más amado y conectado contigo.

Te cuento.

Todo comenzó sin querer cuando mi primer hijo comenzó a leer, cerca del 14 de febrero, hace 5 años.

Entonces, se me ocurrió escribirle recaditos de amor en mi afán por ayudarlo a practicar su nueva habilidad.

Así, cada noche, cuando mi hijo se quedaba dormido, yo le dejaba pegado en la puerta de su cuarto, una nota con una frase de mi amor por él. 

Quise aprovechar el momento para decirle cosas que tal vez había pensado mil veces pero que nunca había tenido la oportunidad de ponerlo por escrito.

En ese entonces, mi hijo más pequeño tenía solo 2 años pero no podía dejarlo fuera, así que a él también le escribía sus notitas y se las leía en las mañanas. 

El juego me pareció tierno pero para ellos se convirtió en su más grande tesoro y hasta la fecha guardan sus notitas.

Al siguiente año, mis hijos ya tenían 3 y 5 años cada uno y también ellos quisieron escribirnos notitas pegadas en la puerta de nuestro cuarto.

Mi esposo también nos empezó a dejar recaditos.

Y mis hijos se dejaron recaditos entre ellos.

O sea, se convirtió en el festival de los recaditos de amor!

Todo ese desborde de palabras amorosas nos nutrió emocionalmente a todos y así nació nuestra tradición del día de san valentín. 

Ahora seguramente estas a punto de irte a leer otro post porque no puedes con tanta cursilería o estas desesperada por saber cómo puedes comenzar esta tradición en tu casa.

Y como te quedaste, te ruego que leas hasta el final porque nuestra tradición termina con un toque final hermoso que no te quieres perder. 

Primero necesitas algunos materiales:

Y ahora, qué hago con esto?

Es muy sencillo…pero poderoso para el desarrollo socio-emocional de tu hijo.

Unos días antes del 14 de febrero, por la noche, cuando los niños ya duermen, pego en la puerta del cuarto de cada uno, una frase de mi amor por ellos. 

En la mañana cuando se despiertan ¡Sorpresa! Encuentran la nota en su puerta.

Al principio pensé que sería solo algo bonito para ellos pero, con los años me di cuenta de que esas notitas eran importantes porque veía que las guardaban como sus máximos tesoros. 

Y es que no les escribo solo un «Te amo». No.

Aprovecho la oportunidad para escribir cosas  que he pensado pero que, a veces, en la rapidez de la vida diaria, no me tomo el tiempo para decirselos. 

Estoy segura que también te pasa a ti. 

Cuando ves a tu hijo jugar un deporte y te sientes orgullosa de él. 

O cuando comparte un juguete y sonries pensando en su bondad.

Pero nos entra una llamada o te pones a pensar en la cena y el momento pasa sinque tu le hayas dicho eso que te llenó el corazón de calorcito.

Estoy segura que ya sabes qué escribirle en esas notitas pero, para que no tengas que quebrarte la cabeza, te dejo una lista de frases que puedes utilizar para inspirarte:

Frases de amor a los hijos.

  • Te amo tal y como eres.
  • Siempre soñé tener un hijo como tú.
  • Mi amor por ti es como una liga. No importa que tan lejos estés, siempre estamos conectados.
  • Te amo de aquí hasta el borde del universo.
  • Eres lo mas hermoso que me pasó en la vida.
  • Admiro tu fortaleza.
  • Eres capaz de hacer cosas grandes.
  • ¡Tengo suerte de ser tu mamá! ¡Gracias por escogerme!
  • Creo en ti.
  • Tu sonrisa ilumina mi mundo.
  • Estoy contigo en las buenas y en las malas.
  • No hay nada que puedas hacer que cambie mi amor por ti.
  • Te amo cuando estás contento y también cuando estás triste.
  • Todas tus emociones son bienvenidas en nuestra casa.
  • Te veo…aquí estoy.
  • Eres mi sol de cada día.
  • Me siento orgullosa de ti.
  • No existe nadie como tú en el mundo. Eres irremplazable!
  • Tienes la sonrisa más hermosa del mundo.
  • Gracias por ser un niño compasivo hacia otros.
  • Amo escuchar tus ideas.
  • Te veo cuando te esfuerzas.
  • Amo pasar tiempo contigo.

Estoy segura que encontraste inspiración en mi lista de frases pero es importante que las personalices para que tú hijo sepa que pensaste en él  o ella, al escribirlas.

El toque final.

Para rematar nuestra celebración al amor, el 14 de febrero hacemos un picnic en algún parque de la ciudad.

Aunque en los últimos dos años, por la pandemia, el picnic ha sido en el patio de casa y nos ha encantado porque podemos decorar más. 

Lleva un juego de mesa, pelotas, apaga tu celular y demuestrale a tu familia tu amor regalándoles lo más valioso que tienes: tu tiempo. 

Tal vez sea la tradición de san valentín más cursi del mundo. Tal vez no. Lo dudo.

Pero, gracias a ella, mis hijos han aprendido 3 cosas fundamentales para su desarrollo socio-emocional:

  1. Son niños que se saben profundamente amados, admirados y respetados.
  2. Han ampliado su lenguaje emocional.
  3. Han aprendido que no basta con amar, es importante demostrarlo.

No se tú, pero yo estoy convencida de que podemos crear un mundo más bonito cuando todos los seres se sienten amados, tal y como son, desde el hogar.

Feliz Día de San Valentín en familia!!!!

Y tú, como planeas celebrar el 14 de Febrero?

6 respuestas

Deja un comentario